Hola, soy Oscar, un padre de dos niños maravillosos y que además de fotógrafo profesional, soy un viajero empedernido y me encanta la música, incluso de vez en cuando toco un poco el violín, eso sí, como aficionado. La  fotografía siempre ha formado parte de mi vida, mi cámara me ha acompañado a lo largo de los años hasta que un día,  decidí que no podía haber nada mejor que trabajar haciendo aquello que más me gusta.

Como fotógrafo de bodas trabajo de forma totalmente personalizada, tratando de captar no sólo los mejores momentos si no lo más importante, las emociones. 

Mi compromiso es total a la hora de fotografiar. Siento mucho respeto por lo que hago y sé lo importante que puede resultar tener un buen recuerdo de nuestros momentos felices, es por este motivo que siempre doy el cien por cien de energía en todos los trabajos realizados. Me adapto a cualquier necesidad de mis clientes siempre buscando su satisfacción.

En esta web voy a ir compartiendo con vosotros algunos de mis trabajos, espero que os gusten.